Oficinas de Grupo Arión, en el Estado de México Por Elías Cababie Daniel

Hace muchísimos años, para los grandes corporativos de Nueva York, era un lujo y una señal de estatus, el hecho de tener un gran edificio para albergar sus labores. Ahora, la tendencia, es que haya grandes edificios por doquier y poco se preocupan por el que el edificio luzca orgánico y que no sea un suplicio para los trabajadores pasar ocho horas dentro del mismo espacio.

ELÍAS CABABIE DANIEL. FOTOOFICINAS GRUPO ARIÓN, ESTADO DE MÉXICO

Si bien no son muy grandes, las Oficinas de Grupo Arión, ubicadas en Naucalpan, Estado de México, encajan perfectamente en el convenio de no parecer una prisión donde nadie quiere estar. El primer reto a superar fue el usar una bodega previa con el fin de no empezar desde cero.

ELÍAS CABABIE DANIEL. FOTOOFICINAS GRUPO ARIÓN, ESTADO DE MÉXICO

Aunque se tenía una estructura, el trabajo no fue menor pues había que adecuarlo para el personal, así como para el día a día y esto no se resume a poner decoración agradable y ya. En la planta baja puedes encontrar la sala de juntas, los cubículos personales de los oficinistas y un espacio de trabajo bastante amplio. Mientras que en la parte superior están los directivos, las gerencias, así como la cocina y os sanitarios.

 

ELÍAS CABABIE DANIEL. FOTOOFICINAS GRUPO ARIÓN, ESTADO DE MÉXICO

 

Para revertir la apariencia, se ampliaron las ventanas, o en muchos casos, se crearon ventanas amplias que no resultan distractores, además de que se agregó un mobiliario que además de funcional, resulta cómodo. En pisos, techos y barandales, se aplicó madera en tonos chocolate para el piso, y entintados oscuros en los barandales.

 

ELÍAS CABABIE DANIEL. FOTOOFICINAS GRUPO ARIÓN, ESTADO DE MÉXICO

 

Mientras que el mobiliario sí está barnizado con acabados suaves y los paneles para dividir las zonas están forrados de color naranja. Y como extra, se pusieron plantas, muchas, en las áreas comunes. La iluminación ha dejado de ser de esos largos tubos que daban una sensación de frío, y se han colocado luces que parecen correr en serio y algunas lámparas, en tonos más cálidos, que cuelgan de techo.

Elías Cababie Daniel

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s